Tabaquismo y deporte...una pareja tóxica

06.04.2019

Conocemos la importancia que tiene realizar actividad física; sabemos también la importancia de cuidar el cuerpo y mantenerse sano y activo...es lo que motiva día a día a gran parte de los deportistas amateurs a colocarse sus zapatillas y realizar su actividad física favorita.

La actividad física es uno de los medicamentos mas poderosos y efectivos para mantener la salud, controlar la presión arterial y tener tu peso y colesterol en límites normales. Actividad física y salud indudablemente hacen una gran pareja...No engañes a tu salud con una relación tóxica y disfuncional...

El humo de tabaco contiene más de 5.000 sustancias químicas detectadas, de las cuales dos de ellas son criminales en relación al deporte: nicotina y monóxido de carbono.

  • La nicotina aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, generando mayor consumo de oxígeno para el músculo cardiaco que debe exigirse más allá del esfuerzo deportivo.
  • El monóxido de carbono, se une a la hemoglobina de la sangre y desplaza al oxígeno formando carboxihemoglobina.

En palabras sencillas: la sangre de una persona fumadora o expuesta al humo de tabaco ajeno transporta menos cantidad de oxigeno aunque necesita más. Por si esto fuera poco, la nicotina aumenta la adherencia de las plaquetas al interior de las arterias pudiendo de este modo "tapar" repentinamente la irrigación del corazón. Como condimento extra, la actividad física libera sustancias a la sangre que en presencia de nicotina y monóxido de carbono aumentan el riesgo de arritmias en el esfuerzo. Esto crea el escenario perfecto para un desenlace muchas veces fatal: el "ataque cardiaco(angina de pecho o infarto de miocardio) o bien arritmias que muchas veces pueden resultar fatales.

Más allá del riesgo cardiaco, la concentración de monóxido de carbono en sangre disminuye el rendimiento deportivo por reducción de la concentración de oxigeno disponible para el trabajo muscular. Personas no deportistas también pueden ver afectado su rendimiento o aumentado su riesgo a consecuencia de estas sustancias del cigarrillo en actividades moderadas (3-6 Mets) de la vida diaria como caminar rápidamente, pedalear, cortar el césped, quehaceres domésticos o relaciones sexuales.

Para disminuir el riesgo, mejorar el rendimiento deportivo o de la vida diaria, tabaquismo y actividad física deben "divorciarse".Los beneficios a la salud de la actividad física son enormes, pero muchas veces se ven opacados por este habito tóxico, por lo que dejar de fumar es clave para aumentar calidad y cantidad de vida.

En aquellos casos que no pudieran lograr la cesación tabáquica (porque se trata de una adicción) al menos se recomienda no fumar 3 horas antes y 3 horas después de la actividad física para disminuir el riesgo, aunque en todos los casos recomendamos dejar de fumar...

La consulta con un especialista en cesación tabáquica que utilice medicina basada en la evidencia, acerca a las personas dependientes a la nicotina, la posibilidad de tratamiento y mejorara así la posibilidad de dejar efectivamente el cigarrillo...solo hay que dar el primer paso y consultar a su médico.

Nicolás Hollmann. Especialista en Medicina Familiar

Medicina del deporte. MP: 9322