Una medicación "revolucionaria": La actividad física

17.01.2020

Una "medicación reevolucionaria": la actividad física.
El ejercicio físico es una de las mejores formas de prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida. La salud cardiovascular, osteoarticular, muscular y mental (entre tantas otras) dependen de una "dosis" de movimiento corporal. Planificar el tipo de actividad y la intensidad para un adecuado gasto metabólico es de suma utilidad para el deportista que desea aumentar su rendimiento con la mejora de su composición corporal así como también para las personas con sobrepeso, obesidad o sedentarismo que desean o deben controlar factores de riesgo para su salud (como colesterol, hipertensión arterial, diabetes, etc.) y prevenir enfermedades.
La sociedad actual ahorra energía y se mueve cada vez menos debido a los "avances" en transporte, entretenimientos y actividades laborales sedentarias, así como también a la inseguridad en ambientes de recreación al aire libre. Por ello la dosis de actividad física debe garantizarse como si se tratara de una medicación.
El servicio de Medicina del Deporte en CENDIC no solo se enfoca en el deportista. Es un espacio dirigido a la población general abarcando un gran abanico de posibles intervenciones beneficiosas. Como si se tratara de un antiguo sastre, el deportólogo asesora desde la niñez y su inicio deportivo colaborando con los padres a educar el crecimiento deportivo saludable, pasando por aquella persona que pretende mejorar su caminata diaria o el paciente que padece hipertensión y obesidad y debe disminuir su riesgo cardiovascular hasta la maratonista más experimentada que busca mejorar su marca con enfoques y alcances diferenciados y adecuados a cada situación en particular como un traje hecho a medida.
Si una persona realiza una actividad física a una intensidad mayor a la apropiada puede sufrir las consecuencias de una "dosis inadecuada" (fatiga, lesión o enfermedad) y esto influye negativamente en la continuidad de la actividad física. La Medicina del Deporte acompaña al profesor o entrenador para planificar la intensidad, frecuencia y duración de la actividad física recreativa o deportiva permitiendo calcular las "dosis adecuadas" y aportando otras evaluaciones que permiten la mejora creciente de las capacidades físicas.
La humanidad lleva millones de años evolucionando para poder caminar y luego correr. En pocos años la involución (desde la revolución industrial) hacia el sedentarismo y la obesidad dinamita los logros de la evolución afectando la expectativa de vida preocupantemente. Nuestras múltiples articulaciones y los amplios beneficios demostrados de la actividad física son prueba fiel que fuimos diseñados para movernos. Solo debemos saber cómo y cuanto. He ahí la importancia del deportólogo.
Nicolás Hollmann
MP 9322
Especialista en Medicina Familiar. Especialista en Medicina del Deporte
Triatleta